miércoles, 4 de julio de 2012

Hipotecas más económicas al ritmo del Euribor

Cuando pensábamos que los tipos de interés habían encontrado un mínimo infranqueable en ese 1% marcado por el Banco Central Europeo los titulares económicos nos sorprenden anunciando una inminente rebaja hasta el 0,75%.

Y es que esté será la noticia que previsiblemente publicarán mañana los diarios económicos a raíz de la reunión que mañana se mantendrá en el seno del BCE.

Tipos a la baja que se traducirán en hipotecas más económicas, al menos en aquellas referenciadas a un tipo de interés variable como el Euribor.

De esta forma se abre la veda para que el Euribor siga retrocediendo más allá del 1,2%. Tras unas semanas estancado en el 1,21% hoy mismo rompía la barrera para bajar hasta el 1,206%, tendencia que continuará previsiblemente durante las próximas jornadas.

Es una lástima que el diferencial sobre Euribor que tradicionalmente utilizan los bancos para referenciar los préstamos hipotecarios haya subido de forma considerable durante los últimos años, y si hace un tiempo no era difícil encontrar una hipoteca con Euribor+0,50% en la actualidad es raro que este diferencial baje del 1,50%.

En cualquier caso se trata de una buena noticia para las familias hipotecadas que verán como su cuota mensual se sigue contrayendo, aliviando de esta forma la presión que supone esta carga.

Surge ahora nuevamente la cuestión eterna en el mercado hipotecario, la conveniencia de elegir entre un tipo fijo y un tipo variable al formalizar nuestro préstamo. Con los tipos rozando mínimos históricos y con diferenciales sobre Euribor/IRPH relativamente bajos podemos dar la enhorabuena a quienes eligieron tipo variable en el pasado, si bien el futuro es incierto y nadie puede asegurarnos si esa decisión nos deparará buenas o malas noticias en el futuro. Mientras, la banca opta por ofrecer soluciones mixtas, con un tipo fijo los primeros años que se transforma en variable pasados ciertos años. Esta solución resulta un tanta paradójica, ya que como cliente preferiríamos disponer de ese tipo fijo a largo plazo para poder así dormir con cierta tranquilidad.

En resumen, el tipo fijo es una solución arriesgada para la banca, y como tal penalizará este riesgo con un tipo algo más elevado para dejarlo cubierto. En resumen, será muy difícil encontrar una solución basada en tipo fijo que resulte conveniente al cliente, por lo que el tipo de variable es el menor de los males en este sector.

1 comentario:

Jorge luis dijo...

Considero que es una buena noticia para nosotros. Más que buena la considero como un gran alivio, aunque el interés no bajó mucho que digamos, pero algo es algo. Yo espero que no se quede en esa tarifa, sino que luego pueda bajar un poco más, ¿por qué no? Para que así las familias hipotecadas puedan sentir un poco más de alivio. Mis saludos…