martes, 13 de diciembre de 2011

Amortizar o ahorrar, ahora está claro

Uno de los grandes dilemas que se les presenta a los hipotecados uno vez que consiguen reunir algunos ahorros es la cuestión acerca de la amortización del préstamo o la inversión de estos ahorros.

Por un lado debemos tener en cuenta que el préstamo hipotecario, o de cualquier otra naturaleza, está generando unos gastos en forma intereses a los que tenemos que hacer frente periódicamente. Este tipo de interés suele indicarse como un diferencial sobre el Euribor, por ejemplo, Euribor + 0,50.

Por otro lado invertir nuestros ahorros en un producto de inversión como un depósito nos generará igualmente unos intereses cuya cuantía dependerá de la rentabilidad de la inversión, la cual normalmente mediremos a través del TAE.

Y para rizar el rizo debemos tener en cuenta que muchos hipotecados disfrutan anualmente de una desgravación fiscal que puede superar los 1.000€.

Teniendo en cuenta la actual rentabilidad de productos como las letras del tesoro o los bonos del estado, superiores al 5% en las últimas subastas, y con un Euribor que ronda el 2%, parece claro que si disponemos de una hipoteca nos interesa invertir esos ahorros en estos productos de inversión de alta rentabilidad.

De hecho la mejor inversión sería aquella que coincidiese con el plazo de amortización del préstamo hipotecario. Es decir, si tengo una hipoteca a 10 años, contrataría bonos del estado a 10 años siempre que la rentabilidad sea superior al Euribor más diferencial.

No hay comentarios: