domingo, 13 de junio de 2010

Hipoteca Naranja en ING Direct con Euribor + 0,69

Hacía bastante tiempo que no tenía ocasión de revisar la famosa hipoteca naranja que ofrece el banco online ING Direct y que durante mucho tiempo ocupó un lugar privilegiado en nuestro listado de hipotecas baratas.

La crisis económica que comenzase con problemas de crédito para los bancos ha provocado que estos hayan aumentado las exigencias para conceder una hipoteca, de forma que en la actualidad el tipo de interés que encontraremos se eleva al Euribor + 0,69%.

Curiosamente este tipo de interés es válido exclusivamente para hipotecas con un importe superior a los 150.000 euros, ya que si solicitásemos menos dinero el tipo de interés ascendería al Euribor + 0,79%.

Para rematar la faena este préstamo hipotecario está condicionado a que contratemos un seguro de hogar y otro de vida, lo que eleva el interés a un 2,47% TAE. E igualmente tendremos que domiciliar nuestra nómina, si bien esto ya es un clásico en todos los bancos.

En resumen no es un buen momento para comprar una vivienda, y tampoco resulta aconsejable suscribir una hipoteca, de forma que será mejor retrasar la adquisición de una vivienda hasta que lleguen tiempos mejores y nuestro horóscopo semanal nos anuncie el fin de la crisis hipotecaria.

martes, 8 de junio de 2010

Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre

Estas proféticas palabras que simbolizan la fuerza del matrimonio han derivado en otras más acordes a la crisis económica que estamos viviendo, y más en concreto al boom inmobiliario y la posterior crisis hipotecarias.

Lo que la hipoteca ha unido, que no lo separe el hombre. Mt 19,3-6

Y es que la unión provocada por este contrato económico con una entidad bancaria parece tener más fuerza en nuestros días que la propia unión en el seno de una iglesia.

Comento esto a raíz de varios casos que he conocido en los que una joven pareja que decide separarse por diferencias personales, tienen que postergar la decisión debido a la carga hipotecaria que ambos soportan.

En un primer momento podría parecer que el problema es el piso, pero en realidad es la hipoteca la que impone la carga, ya que a día de hoy es imposible deshacernos, es decir, vender, una vivienda tratando de recuperar el dinero que aún debemos al banco.

Parte de la culpa es por supuesto de bancos y cajas que abrieron sus brazos a tanta solicitud de préstamos como fue posible, sin tener en cuenta las consecuencias. Pero no quiero dejar de lado nuestra parte de culpa al no considerar correctamente la carga que implica una hipoteca.

PD: Tal vez la hipoteca sea una estrategia de la iglesia para mantener unida a la pareja ... y a fé que lo está consiguiendo.