martes, 23 de noviembre de 2010

La mejor asesoría fiscal es la experiencia

HombreEl momento de comprar tu nueva vivienda es un hito histórico en nuestras vidas del cual nos acordaremos por mucho tiempo, y a buen seguro nos arrepentiremos de algunas de las decisiones que tomamos.

Por desgracia la formación en materia económica que recibimos en nuestros años escolares no suele ser de gran nivel, por lo que cuando empezamos a hablar de tipos de interés, plazo de amortización o Euribor nuestra cabeza empieza a requerir ayuda.

A esto se une que los propios bancos no suelen ser unos buenos aliados para pedir consejo ya que en el mejor de los casos alabarán sus productos por encima de los de la competencia y tratarán de engatusarnos con ofertas de dudosa rentabilidad.

Nuestra principal arma ante esta situación será la búsqueda de tanta información como nos sea posible, contrastar las fuentes y seguir acumulando datos sobre productos y ofertas. Para ello internet puede ser un excelente punto de partida antes de saltar al ruedo.

Acudir a una asesoría fiscal para buscar un asesoramiento profesional puede resultar una decisión acertada, siempre que logremos localizar una asesoría de cierto prestigio. Hay que tener en cuenta que la asesoría también querrá hacer negocio, por lo que tendremos que estar dispuestos a pagar estos servicios.

A posteriori seremos conscientes de factores que deberíamos haber tenido en cuenta, así que os trataré de comentar los que yo pude extraer:

- Paciencia: lo ideal es que no tengas prisa, trata de ser previsor y no dejes para última hora las visitas a las sucursales bancarias.
- Saca el grano de la paja: lo que nos interesa es el tipo de interés que nos ofrecerán, olvídate de regalos, tarjetas o similares.
- Cuidado con las sorpresas: la obligación de contratar un seguro de hogar, de vida, tarjetas de crédito o similares puede tener un alto coste a largo plazo. No olvides incluirlo en tus cuentas.

No hay comentarios: